Un aterrizaje forzoso


pescadorEntra en mi despacho una señora de 35 años, diseñadora de estampados, muy sorprendida por "el orden que hay por todas partes”. Huérfana de padre a los 10 años, se había casado de muy joven con un hombre más bien autoritario. A pesar del desorden que reina en su vida desde el nacimiento de sus 4 hijos, a los cuales "no ha podido gobernar por completo" hasta la fecha, ella se considera, no obstante, una persona muy organizada.

Leer más...

Poco dispuesto a obedecer


pescadorMiguel es un adolescente de quince años que trae su madre a mi consulta. Esbelto, de talla media, tez blanca, manos finas y dedos largos, su aspecto es todavía infantil. Me llama la atención que su actitud es muy serena para un chico de su edad. Mantiene los brazos indolentemente cruzados sobre el tronco a lo largo de todo el interrogatorio, y se limita a inclinar ocasionalmente la cabeza al hablar, prescindiendo por completo del movimiento de las manos para expresarse.

Leer más...